Un velo de color para una novia diferente

La protagonista de hoy es Sara, una de mis novias. Tuve la suerte de tener una infiltrada en su boda y por ello ya habéis visto alguna foto de ella, pero hoy toca ver las oficiales.

Sara había escuchado hablar tanto de mí que no dudo, sin aún conocerme, que fuera la elegida para realizar sus piezas de novias.  Nosotras no nos conocíamos hasta que Sara junto a su ya marido y su madre, me visitaron en el Wendding Sevilla. Reconozco que me hizo mucha ilusión esa visita.

En esa primera toma de contacto me comentó un poco que es lo que quería y cuál fue mi sorpresa cuando me dijo que quería que le tiñera su velo de color.  Todo un reto, reto que os lo conté con profundidad hace unos meses. ( post.I)

Llegó el día de nuestra cita, Sara traía refuerzos,  junto a ella venia su hermana y su prima Aida. Sara no tenía una idea en concreto pero si tenía muy claro lo que quería y lo que no quería.  Después de probarse varios tocados escogimos uno como idea inicial para después ir transformado a su gusto. Ella quería que su tocado llevara los colores de su ramo de novia así que el elegido fue uno realizado en porcelana, que se semejaba al ramo tanto en colores como en forma. El último toque era añadirle unas enredaderas de hojas, en una leve tonalidad plata, que fuera a juego con la pasamanería de su vestido.

 

Era hora de elegir los pendientes, los quería pequeños pero nada convencional y que pegaran con el celeste de sus zapatos, que por cierto, eran de lo más ideal. Los elegidos fueron unos pendientes con piedra en celeste blanquecino y hoja en plata, una pieza que podía utilizar para cualquier evento.

Solo le queda la elección de la pieza estrella, el velo de novia. El color fue el celeste para que fuera a juego con los pendientes, zapatos y alguna tonalidad del tocados.

                                                                                              

Llego el día de la recogida de piezas, Sara venía nerviosa y ansiosa por ver sus piezas pero yo también lo estaba por que las vieras. Todo le encanto, pero me quedo con su cara de ilusión y ese abrazo tan sincero que me dio cuando vio su velo. ¡No podía articular palabra de lo emocionada que quedo!

No solo fui la encargada de realizar los complementos de la novia, Aida y sus pequeñas también tenían que ir con los complementos adecuados para una boda tan especial. En está ocasión las piezas elegidas por ella fueron unas libélulas plateada y para sus dos pequeñas unas semicoronas traseras con pétalos teñidos de diferentes colores.

Para poner el broche final a la ceremonia le hice unos saquitos de arroz de colores en algunas de las tonalidades del tocado de Sara, ella añadió unos pétalos de rosas para que los invitados se los lanzaran.

Gracias Sara con ser tan expresiva y hacerme sentir a través de tus expresiones lo satisfecha que quedaste con mi trabajo. Gracias también a una de mis fans número uno, incondicional, ayudante si la necesito, manager,etc… y lo más importante gran amiga, Aida.

                                                                              

 

 

 

Anuncios

2 respuestas a “Un velo de color para una novia diferente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s