¿Quién no ha sido alguna vez dama de honor?

Seguro que casi todas habéis pasado por el papel de ser dama de honor en alguna boda de hermanas, primas, amigas, tías, etc. Hace ya algunos años fui dama de honor, fue una experiencia muy bonita pero a la vez estresante.  Disponíamos de poco tiempo para organizarlo todo, además el trabajo que tenía entonces hacía que no tuviera el tiempo suficiente para implicarme todo lo que me hubiera gustado.

Nuestro cortejo estaba compuesto por cinco damas de honor, incluyéndome a mí, todas vestidas exactamente iguales de pies a cabeza. Esto era lo más complicado de todo. Cada una tenía un estilo diferente, cada cuerpo era un mundo y si a eso le añadimos que las edades también eran diferentes… el resto os lo podéis imaginar.

Creo que lo más incomodo de ir todas vestida iguales fue la elección de los zapatos. Tengo que reconocer que soy muy delicada a la hora de seleccionar mis zapatos, siempre busco la comodidad y para ese día aún más. Ahora os cuento un secreto, si había que darle algún adjetivo a nuestros zapatos precisamente él de cómodos no era.

¡Os pongo en situación! Un taconazo de aguja sin ningún tipo de sujeción por detrás, para un mes de febrero.  No se que fue mejor si  vernos a las cinco bajando de una quinta planta por las escaleras con un vestido de cola y un ramo de flores en la mano (si la última se caía las demás peligrábamos), o la imagen de ir metiendo todos los tacones por los husillos del barrio Santa Cruz para que la planta de los pies se pusiera al mismo nivel y descansar. Muy fina no era la imagen, pero como los vestidos eran largos nadie se daba cuenta de lo que estábamos haciendo, ahora tengo que decir que los zapatos eran monísimos ( si le preguntáis a mi hermana dirá que eran… “raros”)

Pero todo mereció la pena por vivir una experiencia tan bonita, que pude compartirla con mi hermana y mis primas. La verdad que reír, nos reímos.  Con un poco de comprensión por parte de todas quedamos como unas verdaderas princesitas de cuentos de hadas, que era de lo que se trataba.

fotor_148000014312426

El cambio de las damas de honor

Si buscamos en Internet sobre damas de honor encontraremos un sinfin de significados a lo largo de la historia y según las diferentes religiones. El ritual de las damas de honor ha cambiado mucho, como todo lo que gira entorno a las bodas.  Ahora se les da un mayor protagonismo y no solo consiste en acompañar a la novia para las fotos o el de colocarle bien la cola. De hecho ya en muchas ocasiones ni si quiera van vestidas iguales, que si os soy sincera lo veo estupendamente porque creo que es el mayor inconveniente a la hora de ser dama de honor.

Os voy a dejar algunas ideas que nos han hecho llegar nuestras “chicas Rosser” para ser una dama de honor diferente. Una de nuestra “novias Rosser” dejo que sus damas de honor se vistieran como quisieran tanto de color como de modelo, de hecho ella ni siquiera sabía como irían cada una el día de su boda. Para ella no era algo importante su look, pero si lo sería la tarea que tenía preparada para ellas durante la ceremonia civil. Les entregó a cada una un frasco con arena donde aparecía los “ingredientes” necesarios para una pareja.  Fue algo muy emotivo.

share_temporary

 

Otra idea es que tus damas lleven algún detalle a tu gusto, como unos ramilletes florales en la muñeca.

img-20161116-wa0010

 

Una de las ideas más de modas en estos momentos son “las bambas”. Seguro que ya  habéis visto alguna foto en las redes sociales, consiste que tanto la novia como sus damas de honor llevan bambas. La verdad es que las fotos así te transmiten frescura, locura y son muy divertidas.

Bueno en esta entrada hemos hablado de damas de honor pero también está la opción de los pajes.  De ello hablaremos en otro entrada, así como de la opción  de no llevar ni damas ni pajes. ¡Nada es obligatorio!

¿Llevarías damas de honor en tu boda? ¿Como te gustaría a ti que fueran tus damos de honor?

 

Rosser Complementos


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s